Bienestar animal

Todo nuestro trabajo gira en torno a la figura del animal. Es por ello que es nuestra responsabilidad respetar su bienestar en todas sus formas, sin perjudicarlo de ninguna manera, aunque fuese en beneficio de las personas.

Garantizamos que el animal disfrute de las actividades que se van a llevar a cabo, así como que el tiempo de trabajo sea limitado, realizando descansos siempre y cuando sea necesario.

Existen cinco libertades formuladas a principios del año 1990 por el Consejo de Bienestar Animal. Para conseguir un bienestar óptimo debemos garantizar al animal estas cinco libertades:

  •           El animal debe tener acceso a agua limpia y fresca y a una dieta adecuada para mantener su salud
  •           El animal debe tener un ambiente adecuado, así como un refugio y un área de descanso
  •           El animal no debe de tener dolor ni enfermedades y para ello deberemos prevenirlo o, en caso contrario, realizar un diagnóstico rápido y un tratamiento
  •           El animal debe poseer un lugar con espacio suficiente, así como unas instalaciones suficientes
  •           El animal no debe de sufrir miedo ni estrés y para ello debemos asegurar unas condiciones para evitar el sufrimiento mental

Galería de fotos


Nuestras certificaciones