IAA con niños y jóvenes

Los niños y animales tienen mucho en común:

(1) Están al cargo de un adulto

(2) Existen en el momento presente y sus feedback son honestos

(3) Su forma de comunicación más elemental es no verbal y concreta

(4) Juegan de forma espontánea y su actitud es desinteresada

Estos factores, junto con el gran interés que los niños muestran por los animales, sugieren que resultan un recurso potente en las intervenciones con menores

Galería de fotos


Nuestras certificaciones