Sobre nosotros

  • Ambos somos técnicos certificados en intervenciones asistidas con animales (IAA): profesionales con experiencia en el manejo y bienestar del animal de apoyo terapéutico, capacitados para dirigir e intervenir en programas de actividades asistidas con animales, o bien, participar junto a un equipo terapéutico, educativo o social en programas de terapia o educación asistida con animales (TAA o EAA). Por otra parte, también ejercemos como adiestrador canino profesional y jefe de proyecto en el área tecnológica
  • Nuestros perros de apoyo terapéutico: perros cuidadosamente seleccionados, socializados y adiestrados para que pueda realizar las intervenciones con plenas garantías para los programas y su propio bienestar. Por otro lado, cumplen con estrictos cuidados veterinarios, de higiene y de alimentación para que estén sanos y fuertes.

Galeria Fotos

Leo, el perro fundador

Me llamo Leo, y soy el perro fundador de Animal to Kids. Mi carácter es apaciguador, dócil y equilibrado. También juguetón, curioso y me encantan los mimos y las caricias.

Me gusta estar con los peques. En las primeras sesiones, algunos de ellos se me acercan entusiasmadados desde el principio. Otros, necesitan más tiempo. No hay prisa. Cada uno tiene su ritmo.  

Suelo llevar un peto con bolsillos. Según la actividad, los niños sacan de ellos piezas de caras con diferentes expresiones con las que aprenden las emociones, o tarjetas que deben relacionar en secuencias... Yo permanezco a su lado, atento. Les hace sentir más confiados. Y a mí me gusta estar con ellos.

Cuando terminan la actividad, suelen darme un chuche o acariciarme, y yo encantado. También hablan de mí. De mis partes del cuerpo, por ejemplo. Me doy cuenta porque me las señalan y, luego, deben recordarlas o compararlas con las suyas.

En ocasiones, elaboran historias en las que yo soy el protagonista. Otras veces, llevo una diana y los críos ganan lanzamientos si saludan, se despiden, dicen por favor o dan las gracias.

Los niños aprenden habilidades caninas conmigo y se sienten valiosos cuando logran que me siente o me tumbe. 

Al final de las sesiones hacemos relajación y nos escuchamos respirar o cómo late el corazón. Luego nos despedimos hasta la siguiente sesión.

Galeria Fotos

Trufa, futura perra de terapia

Soy Trufa, una Beagle muy esperada y deseada. Me han escogido para formar parte del equipo por mi sociabilidad, carácter alegre y vitalidad. Tengo la impresión de que tienen muchas ilusiones puestas en mí y espero llegar a ser una gran perra de terapia.

Galeria Fotos

Nuestro Metodo de Trabajo

Nuestro método de trabajo a la hora de llevar a cabo las intervenciones se define de la siguiente forma:

1. Reunión con personal del centro

Establecimiento de objetivos, elección del grupo y del lugar de intervención, diseño del calendario de actuación y ajustes del programa.

2. Fase previa

Habituación del animal al lugar de intervención (una visita previa a dicho lugar sin participantes), para que se familiarice con el entorno: olores, colores, espacio…

3. Fase de intervención

    Adaptado a las capacidades y evolución de cada niño

  • 1ª sesión abierta:  sesión introductoria, de toma de contacto y acercamiento al animal. Es una intervención guiada, invitando a que los participantes exploren por sí mismos, para identificar el potencial del vínculo humano-animal para cada individuo y desarrollar el programa (sesiones adaptativas) de forma personalizada
  • Sesiones adaptativas:  programa adaptado a las capacidades y evolución de cada niño. Lo desarrollamos en coordinación con el resto de profesionales que tratan al pequeño, planteando actividades donde se trabajen los objetivos marcados y donde el perro es el elemento principal de atención

Galeria Fotos

Bienestar animal

Todo nuestro trabajo gira en torno a la figura del animal. Es por ello que es nuestra responsabilidad respetar su bienestar en todas sus formas, sin perjudicarlo de ninguna manera, aunque fuese en beneficio de las personas.

Garantizamos que el animal disfrute de las actividades que se van a llevar a cabo, así como que el tiempo de trabajo sea limitado, realizando descansos siempre y cuando sea necesario.

Existen cinco libertades formuladas a principios del año 1990 por el Consejo de Bienestar Animal. Para conseguir un bienestar óptimo debemos garantizar al animal estas cinco libertades:

  • El animal debe tener acceso a agua limpia y fresca y a una dieta adecuada para mantener su salud
  • El animal debe tener un ambiente adecuado, así como un refugio y un área de descanso
  • El animal no debe de tener dolor ni enfermedades y para ello deberemos prevenirlo o, en caso contrario, realizar un diagnóstico rápido y un tratamiento
  • El animal debe poseer un lugar con espacio suficiente, así como unas instalaciones suficientes
  • El animal no debe de sufrir miedo ni estrés y para ello debemos asegurar unas condiciones para evitar el sufrimiento mental

Galeria Fotos

Nuestras certificaciones